Retinol y retinoides: 6 cosas que debes saber antes de usarlos

Retinol y retinoides: 6 cosas que debes saber antes de usarlos

Ah, el retinol. Cuando se trata de defenderse de las líneas de expresión y mantener un brillo saludable, no hay ingrediente en el cuidado de la piel más alabado. ¿La ironía? A pesar de que este revolucionario activo para mejorar la juventud es un pilar de las farmacias, los mostradores de los grandes almacenes y las consultas de los dermatólogos, todavía se las arregla para desconcertar. Y por ello, a menudo se utiliza mal o se infrautiliza.

¿Qué es el retinol?

Para volver a lo básico, el retinol -junto con otros retinoides, como el ácido retinoico y el palmitato de retinilo- es esencialmente un derivado de la vitamina A, que es uno de los nutrientes clave del cuerpo para impulsar la renovación celular. “Se añade a los productos tópicos para el cuidado de la piel con el fin de promover la renovación de la piel, iluminar el tono de la piel, reducir el acné e impulsar la producción de colágeno”, “También funciona como un antioxidante para ayudar a abordar el daño de los radicales libres, que conduce a los signos visibles del envejecimiento”. Es el ingrediente que lo hace todo en dermatología, tanto desde el punto de vista cosmético como médico. “Es un estándar de oro en el cuidado de la piel y a menudo se lo explico a mis pacientes como algo que barre las células muertas de la piel, los poros obstruidos y la piel apagada

Comienza a mediados de los 20 o principios de los 30

Los treinta años han sido durante mucho tiempo el año de referencia para introducir el retinol en la rutina, pero muchas mujeres empiezan antes, motivadas por los primeros signos de envejecimiento, como las manchas solares o las patas de gallo, o simplemente deseosas de adelantarse y utilizar las últimas tecnologías, bajo la atenta mirada de su dermatólogo. La mitad de la veintena es un buen momento para empezar a usar el retinol. Muchos pacientes que lo han usado durante años juran por él.

Integrar el retinol lenta y suavemente

El equilibrio es fundamental. El retinol puede ser muy irritante si se usa con demasiada frecuencia o si la formulación es demasiado fuerte para tu piel”. Comenzar con una cantidad del tamaño de un guisante de una fórmula de bajo porcentaje de venta libre (.01% a 0.03%), y usarla “dos veces por semana, aumentando lentamente el uso para dar a la piel la oportunidad de aclimatarse. Además, debes omitir el producto de retinol el día antes de exfoliarte.Exfoliar es abrasivo e irritante, y no quieres agravar la irritación de la piel aumentando su sensibilidad, dice, y añade que si te sometes a ciertos tratamientos en el consultorio, como láseres, microneedling, microdermabrasión, querrás tomar un descanso de tu retinol. Con el fin de no excederse, hay una serie de nuevas fórmulas de liberación prolongada adecuadas para los tipos de piel propensos al enrojecimiento o a los brotes. Son una buena opción para las personas que tienen la piel sensible. En cuanto al retinol de prescripción frente al de venta libre, el primero es mucho más potente, con un mayor porcentaje de retinol, y se puede graduar con el tiempo.

Cuidado con los efectos secundarios graves

Aunque algunos efectos secundarios, como la irritación leve, la sequedad y la sensibilidad al sol, son normales a medida que la piel se adapta al activo, la descamación intensa, el enrojecimiento y el ardor no lo son, y aquellas personas con una piel especialmente sensible, o que luchan contra afecciones como la rosácea o el eczema, deberían desconfiar del retinol o evitarlo por completo. Si no toleras el retinol, no te preocupes, no es el único antienvejecimiento. Hay un montón de increíbles ingredientes antienvejecimiento, como el índigo salvaje, que funcionan maravillosamente sin ninguna irritación o sensibilidad al sol.

Usa el retinol sólo por la noche y usa SPF todos los días

El retinol hace que la piel sea más sensible a los rayos UV y la luz solar disminuye la eficacia del producto. Los pacientes que sólo utilicen los retinoides por la noche y que sean diligentes a la hora de aplicarse un FPS de amplio espectro a diario o superior durante el día. Además, con el uso del retinol, siempre hay que ser consciente de la previsión meteorológica y de los viajes a lugares cálidos. No debe utilizarse durante las temporadas o vacaciones en las que los individuos vayan a pasar un tiempo prolongado bajo la luz solar directa.

No te detengas en tu rostro

Cuando te apliques un elixir con retinol, no descuides el cuello o el escote, que son zonas notorias por mostrar los signos del envejecimiento, pero que a menudo se descuidan. “Si esas zonas parecen demasiado sensibles para tu fórmula actual, añade un chorro de crema hidratante enriquecida con ceramida antes de aplicarla, o compra un retinoide independiente hecho específicamente para la zona en cuestión. Suelen contener una dosis menor de vitamina A, cero fragancias y un montón de calmantes.

retinol

Los comentarios están cerrados.